Posturas y beneficios

Respiración profunda de pie (Pranayama)

  • Ayuda a transferir la mayor cantidad posible de oxígeno a los músculos y órganos, expandiendo la capacidad pulmonar y  aumentando la concentración.
  • Mejora la circulación sanguínea.

Media luna / Manos a pies (Ardha-Chandrasana con Pada-Hastasana)

  • La postura de la media luna fortalece todos los músculos del centro del cuerpo, especialmente los del abdomen y flexiona y fortalece los músculos dorsal ancho (latissimus dorsi), oblicuo, deltoideo y trapecio.
  • Aumenta la flexibilidad de la columna vertebral de manera integral, desde el cóccix hasta el cuello; promueve la función renal adecuada y ayuda a curar la ampliación del hígado y el bazo.
  • Fortalece y reduce la cintura, las caderas, el abdomen, las nalgas y los muslos.

Incomodidad (Utkatasana)

  • La postura de la incomodidad tonificará y dará forma a tus piernas.
  • Cura el problema crónico de pies fríos.
  • Ayuda a aliviar el reumatismo y la artritis en las piernas, a curar la hernia de disco y otros problemas en la parte baja de la columna vertebral.

Águila (Garurasana)

  • ‘Águila’ es la única postura que trabaja las 14 articulaciones más importantes del sistema óseo.
  • Más allá de mejorar la flexibilidad en las caderas, rodillas, tobillos…, la postura del águila también suministra sangre fresca al sistema reproductivo y los órganos sexuales, además de a los riñones, lo que aumenta la vitalidad sexual y ayuda a resolver problemas reproductivos.

Frente toca rodilla en pie (Dandayamana-Janushirasana)

  • Esta postura mejora la flexibilidad del nervio ciático y fortalece los isquiotibiales y los músculos de las piernas.
  • Trabaja los músculos de la espalda, los biceps y los triceps.
  • Ayuda a comprimir y limpiar los órganos abdominales internos, la vesícula biliar, el páncreas y el bazo, el útero y los ovarios.

Arco en pie (Dandayamana-Dhanurasana)

  • Mueve toda la sangre de un lado al otro del cuerpo.
  • Desarrolla el equilibrio, aumenta el tamaño y elasticidad de la caja torácica, fortalece la pared abdominal y la parte superior de los muslos.
  • Mejora la flexibilidad y fuerza de la parte baja de la columna.
  • Mejora la paciencia, determinación y concentración.

Poste balanceándose (Tuladandasana)

  • La inclinación hacia delante del torso envía sangre a gran velocidad directa al  corazón, especialmente a las zonas más descuidadas, limpiando las venas, las arterias y fortaleciendo el corazón.
  • Lleva sangre oxigenada al cerebro.
  • Fortalece el poder de concentración.

Frente toca suelo con piernas separadas (Dandayamana Bibhaktapada Paschimotthanasana)

  • ¡Esta postura es como criptonita para la ciática! Esto se debe a que estira y fortalece los nervios ciáticos comprimidos o pinzados, así como todos los tendones de las piernas.
  • Masajea los órganos abdominales internos y los intestinos delgado y grueso, brindando flexibilidad adicional en la pelvis, los tobillos, las articulaciones de la cadera y especialmente en las últimas cinco vértebras de la columna vertebral.

Triángulo (Trikanasana)

  • Mejora cada hueso, músculo, articulación, tendón y órganos internos, revitaliza nervios, venas y tejidos.
  • La flexión y fortalecimiento de las últimas cinco vértebras de esta postura puede aliviar la escoliosis, así como el reumatismo y el dolor lumbar.
  • Beneficia al corazón y los pulmones, obligándolos a trabajar juntos.

Frente toca a rodilla con piernas separadas (Dandayamana Bibhaktapada Janushirasana)

  • Reduce abdomen, cintura, caderas, pantorrillas y muslos.
  • Masajea y comprime la glándula tiroides y por tanto regula el metabolismo y sistema inmunológico (suben las defensas).

Árbol (Tadasana)

  • Mejora el equilibrio.
  • Aumenta la flexibilidad de tobillos, rodillas y de las articulaciones de las caderas.
  • Fortalece músculos internos oblicuos.
  • Previene las hernias.

Sobre los dedos del pie (Padangustasana)

  • Buena para reumatismos de rodillas, tobillos y pies.
  • Abre articulaciones de rodillas y caderas.
  • Relaja tensión abdominal.
  • Desarrolla fuerza mental.

Cuerpo muerto (Savasana)

  • La Savasana o postura del cadáver facilita el poderoso flujo sanguíneo y permite que la respiración se normalice, creando una limpieza interna y potenciando los beneficios de la postura que le precede.
  • Comenzamos a aprender ‘relajación’.

Eliminación del viento (Pavana muktasana)

  • Comprime y masajea el colon ascendente y descendente
  • Masajea también el colon transversal y comprime todo el sistema digestivo.
  • Fortalece los brazos, previene las flatulencias, mejora la flexibilidad de la cadera y reafirma el abdomen y los muslos.

Abdominal

  • La postura estira la columna y aumenta la flexibilidad, al igual que la postura de la Media Luna.
  • Ambas poses fortalecen y moldean  la parte inferior del cuerpo, donde residen muchas áreas problemáticas, especialmente para las mujeres.
  • Trabaja los músculos y mejora la circulación sanguínea en ligamentos y tendones de las piernas.

Cobra (Bhujangasana)

  • Fortalece la zona lumbar y por tanto es buena para la hernia discal, escoliosis y artritis.
  • Mejora la digestión, alivia los trastornos menstruales, mejora el apetito, aumenta la presión arterial baja.
  • Mejora el funcionamiento del hígado y el bazo.

Medio saltamontes (Salabhasana)

  • Tiene muchos de los beneficios de la postura de la Cobra, pero es incluso mejor para la hernia discal y la ciática
  • Fortalece la parte alta de la columna
  • El incómodo estiramiento en brazos de la postura ayuda a aliviar el ‘codo del tenista’ (epicondilitis).
  • Mejora y evita las varices.

Saltamontes completo (Poorna-Salabhasana)

  • Aumenta la fuerza en la parte media de la espalda.
  • Es bueno para escoliosis, cifosis, espondilosis y hernia discal.
  • Abre la caja torácica aumentando su elasticidad.
  • Reafirma los músculos abdominales, la parte superior de los brazos, las caderas y los muslos.

Arco (Dhanurasana)

  • Abre la caja torácica, lo que permite que los pulmones se expandan completamente.
  • Esta flexión de 360 ​​grados de la columna vertebral revitaliza todos los nervios espinales aumentando la circulación y fortaleciendo la columna en toda su longitud. Además de ayudar con todo tipo de problemas de espalda, ayuda a la digestión, combate el estreñimiento, la bronquitis y la diabetes mientras mejora el funcionamiento del intestino grueso y delgado, el hígado, los riñones y el bazo.

Postura en firme (Supta-Vajrasana)

  • Fortalece y mejora la flexibilidad de la parte inferior de la columna vertebral, las caderas, las rodillas y las articulaciones de los tobillos.
  • Aumenta la circulación en las extremidades inferiores y es terapéutico para el dolor lumbar, la ciática, el reumatismo y las venas varicosas.
  • Ayuda a prevenir hernias.

Media Tortuga (Ardha-Kurmasana)

  • Puede ayudarnos a vivir más tiempo.
  • Reduce la tensión del cuello y de los hombros.
  • Aumenta el flujo de sangre al cerebro, mejorando la memoria y la claridad mental.
  • Estira la parte inferior de los pulmones, siendo terapéutica para el asma.    ​​
  • Contrarresta la indigestión, la flatulencia, el estreñimiento y el síndrome del intestino irritable.

Camello (Ustrasana)

  • Crea la máxima compresión de la columna vertebral, lo que estimula el sistema nervioso.
  • Mejora la flexibilidad del cuello y la columna vertebral, aliviando el dolor de espalda y ayudando a los problemas degenerativos de la columna vertebral, como las deformidades cifoescleróticas y la espondilosis cervical.
  • Al estirar los órganos abdominales, ayuda al estreñimiento.
  • Estira la garganta y las glándulas tiroides y paratiroides.

Conejo (Sasangasana)

  • La extensión máxima de la columna vertebral aumenta su movilidad y elasticidad.
  • El estiramiento de la columna acelera la alimentación del sistema nervioso con sangre y oxígeno frescos.
  • Alivia la tensión en el cuello, los hombros y la espalda.
  • Ayuda a aliviar los resfriados, los problemas sinusales y la amigdalitis crónica.
  • A través de la compresión de la tiroides y la paratiroides, también rejuvenece esas glándulas.
  • Puede ser terapéutico para el insomnio, la diabetes y la depresión.

Frente toca la rodilla y la pinza (Janushirasana con Paschimotthanasana)

  • Es excelente para los sistemas inmunitario y linfático, aumenta la circulación en el hígado, el páncreas, la tiroides, el timo y los intestinos.
  • Mejora la digestión y es bueno para las alergias y la artritis.
  • Alivia la diarrea crónica al mejorar la circulación en los intestinos.

Torsión de la columna (Ardha-Matsyendrasana)

  • Esta es la única postura que tuerce la columna vertebral de arriba a abajo, lo que aumenta la circulación a todos los nervios espinales, venas y tejidos.
  • Mejora la elasticidad de la columna.
  • Alivia el dolor de lumbares y ayuda a prevenir el desgaste del disco, reumatismos, escoliosis, cifosis, artritis.
  • Calma el sistema nervioso.

Respiración en postura firme (Kapalbhati in Vajrasana)

  • Mejora la digestión y la circulación y aumenta la elasticidad de los pulmones con cada exhalación.
  • Generas prana y expulsas cada gramo de dióxido de carbono, reemplazándolo con oxígeno vital.
  • Fortalece los órganos abdominales y aumenta la circulación hacia ellos.
  • Estimula el sistema digestivo.
FacebookInstagramTwitter